jueves, 14 de febrero de 2008

Poesia surrealista




Rey, verdugo y esclavo

Hace todo lo que quieras
Subite a tu caballo transandino
y corre por las montañas rusas
Cabalga en zigzag
por los remolinos de alguien
Por el rio vete a contramano, a contrapelo
Vete a explorar las praderas fantasiosas
a comer migajas y hacer ruidos
A legislar los dientes
a surgir plano entre lo alto
a desaparecer firmemente
Los barcos a tus pies, náufragos
Entre mil ratones, ratas, y demás saurios
Con títeres en el puente, perros sobre el tren

Pero pobre de tu dinosaurio
no hace nada, ni saltar
no le importa ni la fruta
ni las manzanas.
Es más, se caga en tu huerto
Pisa papeles, y esconde el lavaplatos

Ese conejo ausente, con toda su mente flan
Él espera invariable en su silla mecedora
maquinándose, tramando
Pronto algo va a estallar.










AG.

2 comentarios:

Onalem! dijo...

Este tambien me gustó :D
Entre mis favoritos.

-AdRiáN- dijo...

Gracias!! :D la idea es la sonoridad y el ritmo. Lo sensitivo- El sentido que le pueda dar la lógica no importa, aunque seguramente que lo tiene.